Comenzó III Curso Internacional Búsqueda y Rescate Urbano I y II

El pasado lunes 2 de octubre se inauguró esta capacitación que se dictará hasta el 14 de este mes en el Campus Central de Bomberos de Chile Octavio Hinzpeter. Este curso se realiza en el contexto del Proyecto Kizuna, Programa de Formación de Recursos Humanos para Latinoamérica y el Caribe en Reducción del Riesgo de Desastre, a través de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), y contará con la participación de Bomberos de 12 países de Latinoamérica.

1507059715_INTERIOR

Argentina, Perú, Brasil, Paraguay, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela, Panamá, Nicaragua y México son los países que participarán en la tercera versión del Curso Internacional Búsqueda y Rescate Urbano I y II, que se realizará desde el 2 al 14 de octubre en el Campus Central de Bomberos de Chile Octavio Hinzpeter y que tendrá clases de Búsqueda y Rescate, Cuerdas nudos auto aseguramiento, Estructuras y derrumbes, entre otros.

El Proyecto Kizuna fue inaugurado el 2016 por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet. Los Gobiernos de Chile y Japón se propusieron capacitar 2.000 profesionales de Latinoamérica y el Caribe -entre ellos chilenos- en un plazo de cinco años. El propósito es generar capacidades técnicas y conocimiento en reducción del riesgo ante fenómenos naturales, y crear una red a nivel regional en reducción de riesgos de desastres que fortalezca la formación en Chile de especialistas que compartan el conocimiento con instituciones, autoridades y comunidades de países del cono sur. Paralelamente, con esta iniciativa se pretende posicionar a Chile como centro regional de formación de estas temáticas.

Este programa ya va en su tercera versión y en total dura cinco años (un curso por año). Cada curso comprende dos semanas (divididas en nivel I y II). Las convocatorias son para 36 personas y todos los años han postulado más de 80 interesados. Este año quedaron seleccionados 36 bomberos y asistieron 31, dos participantes de México se ausentaron debido al terremoto ocurrido el pasado 19 de septiembre.

El Director de la Academia Nacional de Bomberos (ANB), Alonso Ségeur, agradeció la confianza de Japón depositada en Chile y agregó que “es muy importante que se realice este curso en nuestro país, ya que es un doble reconocimiento, porque demuestra que Japón confió tanto en Chile como en Bomberos y lo vio apto para capacitar a rescatistas y Bomberos de Latinoamérica y el Caribe”.

En esta línea, el Director de la ANB sostuvo que “en 2014 nos pusimos en contacto con JICA (Agencia de Cooperación Internacional de Japón), porque el objetivo de ellos era fortalecer las capacidades de Latinoamérica frente a emergencias y catástrofes. Nosotros les propusimos crear un curso de rescate urbano para bomberos y rescatistas de toda la región pero en nuestro país. Este programa incluye un seguimiento, donde cada una de las personas que viene debe generar un plan de acción de lo que quiere lograr cuando llegue a su país. También existe la posibilidad de financiar esos planes de acción en sus países por parte de la Agencia de Cooperación de Japón”.

Este año el curso cuenta con dos mujeres. Una de ellas es Olga Portela, de Bomberos de Colombia, quien agradeció participar en esta capacitación y poder compartir con bomberos de diferentes nacionalidades y agregó que “queremos aprender mucho para luego poder aplicarlo. La idea es poder capacitar a nuestros compañeros que no asistieron, ya que esta es una gran oportunidad, debido a que nosotros no estamos exentos de catástrofes y emergencias, por lo que queremos estar preparados ante todo”.

En tanto, otro de los participantes del curso es Iván Mazarigos, de Bomberos de Guatemala, que declaró que “este curso es muy positivo, ya que viene a fortalecer nuestras capacidades técnicas a la hora de atender cualquier rescate urbano, por lo tanto esperamos aprender y luego replicar este conocimiento a todos los rescatistas de nuestro país. Además esto es mucho más enriquecedor ya que tenemos 12 países, o sea 12 puntos de vista diferentes, lo que permite ampliar el conocimiento”.

Este proyecto se firmó entre Chile y Japón y el compromiso es que Chile, representado por los Organismos Ejecutores y la Agencia de Cooperación Internacional de Chile (AGCI), coloque el 50% de los recursos y Japón, representada por JICA, el otro 50%.